Sentimientos.


Sentimientos.

Sumergido en la bruma de los sentimientos,
Encuentro tu recuerdo.
Aunque duro es el caminar a tu lado,
junto los sueños,
que marcan mi mente y cuerpo.
Las indelebles costuras del amor,
conforman nuestro destino.
Llenando de vivencias el alma,
e iluminando el inevitable destino,
que rotula esta historia.
Dura, pero gozosa.
Siempre así.

sumisope.

Origen de la imágen

Anuncios

La huella.


La Huella

Una huella dejaste en mi corazón.
Huella dura,
pero bella.
Que quiebra mi ser.
Y que Yo guardo con orgullo y pasión.
Entraste como una tormenta,
arrasaste violentamente mi vida.
Tus rayos quemaron mi alma.
Pero de ti alimenté mi espíritu.
quedando mi huella dentro.
Por los caminos de la vida,
te voy buscando,
pero solo tu señal tengo.
Las flores florecen,
junto a mi desesperación,
pero en el jardín solo estoy Yo.
Miro al cielo y pido a la madre tormenta,
ven y déjame una huella.
Que sea la razón de tu presencia,
la justificación de mi ser,
Quizá sea una razón para querer.
Es hermoso creer y sentir,
más yo necesito poseerte.
Posesión es la necesidad de encontrarte,
eso es para mí tu huella.
La huella que está dentro de mi corazón.

sumisope.

Origen de la imágen

El precio de la felicidad.


El precio de la felicidad

Como el cielo y el mar es nuestra unión
Mar bravío que el viento quiere calmar.
Así somos tú y yo.
Tu dureza de espíritu no impide que  deba ser tuyo.
Como una ola gigantesca me elevas al infinito,
para luego sumergirme en tu espuma.
Salto y caigo en tu corazón.
Como frágil barquito me balanceo en el abismo.
El abismo que me da miedo.
Tu me vigilas me amas y me castigas.
Somos como el agua y la sal,
que combinan, placer y dolor.
Te alimentas de tu dominio,
y tu dominio lo equilibra mi sumisión.
La felicidad ganada en nuestro camino,
con esmero la queremos conservar .
Mientras el viento y el cielo nos contemplan,
en el mar de nuestro destino nosotros navegamos.
Para  a buen puerto llegar.
Nuestro dolor es el precio de nuestra felicidad,
y esa felicidad es el alimento de nuestra alma.
sumisope.

Origen de la imágen

La Dueña.


La Dueña

Su belleza me extasía.
Con la mirada en el aire.
Su poderío expande.

El dios Ra la ilumina,
sus pétalos las flores abren,
entregándola mil olores

Yo con humildad,
a sus pies me rindo,
besando sus bellos pies.

Ella altiva, severa,
mi desnudo cuerpo espera.

Con anhelo su pedido deseo.
Ella mira al cielo,
sonríe y mi cuerpo se lleva.

sumisope.

ORIGEN DE LA IMAGEN

El esclavo de la Princesa.


506_1000

Origen de la imagen.

El esclavo de la Princesa

Anochece cuando el esclavo se presenta a la Princesa.
Bella y altiva esta le recibe.
Hola esclavo.
El como otras veces va directamente a la mazmorra, 
penetra dentro y la sirvienta de la Señora, el collar al cuello le ciñe.
El orgulloso, se presta a lucirlo, prieto como le gusta a la princesa.
Encadenado en la cruz espera….
Desnudo descalzo y con los ojos vendados pasará la primera prueba.
La Diosa se acerca, Oye sus dulces pasos, al fin la Princesa llega.
Pronto en el pecho del esclavo penden dolorosos pesos.
La Gran Dama lo contempla y el dolor se acrecienta.
Los finos dedos de la dama,
las pinzas balancean.
Un gemido sale del sumiso.
Ella lo aprecia y susurrándole le manifiesta.
¿Esto es lo que deseas?
El con tímida voz, contesta.
Si Señora.
Piensa que precisa colgarlo.
Engancha la cadena que pende del techo al collar, tensando el cuerpo del esclavo que de puntillas sufre, su mirada arriba, lanzándola al cielo.
Lo ve no siente clemencia, le abandona al silencio, ya es todo soledad y sufrimiento.
Pasa un siglo en oscuridad. El cuerpo del siervo está exhausto, el sudor mezclado con el cansancio es un castigo. Pero él lo sufre con orgullo.
Piensa…
A su Princesa se lo entregará como tributo.
Su dueña llega, se conmueve un instante, se acerca.
Primero su pecho lacera, luego dulcemente le besa, después de sus atributos se apodera.
Vuelve a gemir y el dolor prospera.
Cada vez es más duro.
Llora esclavo.
Tus lágrimas son mías.
Exclama la Diosa.
Sabe que solo gozará cuando ella lo desee, pero si se impacienta, el abandono precederá al castigo, así que una tortura más debe resistir.
Por fin desnudo, ajado y sudoroso la fusta recibe.
La princesa le observa.
Entregarle su cuerpo es su deseo.
Su lengua recorre los caminos del placer de la Princesa, bebe sus jugos aspira sus olores y al éxtasis la lleva.
Después ella en la culminación del placer.
Entrar dentro de ella.
Le ordena.
El esclavo mezcla con el suyo, el placer de la Princesa.
En un gran torbellino de sensaciones.
Va y viene. Ya no es el, son dos amantes que se sacian de placer.
La Princesa le siente, disfruta.
Exclamando gracias esclavo.

sumipe.

firma

Acto de amor.


808_1000 (1)

Origen de la imagen.

Acto de amor

Desnuda, azotada con la mirada suplicante,
reclamas ser poseída.
Expuesta y bella entregas tu pasión.
Ya eres su vida.
Te fundes en su cuerpo.
Le regalas tu alma.
Entra dentro de tí.
Te posee,
te ama.
Después serena y bonita le das un beso.
Un torrente de dicha ha obrado dentro de tu ser.
El entonces guarda tus tesoros dentro de su corazón.
Mañana le enviarás otra carta de amor.

sumisope

admin-ajax1

Sentidos


001fd04cfc62137facbc09Origen de la imagen

Sentidos

Devoras mis pezones con avidez,
degustando mi dolor.
Siento como tus finas uñas rotulan mi piel.
Bebes mis lágrimas con pasión,
hasta fundirte en un abrazo.
Sintiendo como te abres para mí.
Penetro dentro de ti.
Derramando mi semen,
una sacudida nos lleva al cielo.
Impregnado de tu olor,
cierro los ojos y me abandono.

efe

catgirlheadingbg_222