ElJuego


El juego.

Origen de la imagen.

Ella impasiblemente resistió la fusta sin una lágrima.
Al igual que una gran Dama sabía recibir el castigo,
como una humilde esclava.
Dirigiéndose al perro que la servía.
Altanera y orgullosa,
le dedicó una sonrisa.
El humillado y servil bajó la cabeza.
Ella le respondió severa pero cariñosa.
Para saber disciplinar hay que conocer la disciplina.
El juego había terminado pero los perros un día mas.
Habían recibido una lección…
El castigo es a veces poco necesario si el perro es rebelde.
A veces es más didáctica la disciplina acompañada de un buen ejemplo.
Le espetó su Señora.
Si Ama lo entiendo.

sumisope

Anuncios

5 pensamientos en “ElJuego

  1. Admiro estos textos en los que existen Amos y sumisos, porque es algo que desconozco y me parecen excitantes por su morbo al ser algo desconocido para mí.

    Gracias por tus comentarios en mi rinconcito perlado.

    Besos y feliz tarde.

    Me gusta

Dime lo que desees.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s